5 Variables a tener en cuenta si quieres vender tu clínica veterinaria
18 diciembre, 2019
Nos adecuamos a las necesidades de nuestros clientes veterinarios: OFERTA DE SERVICIOS 2020
14 enero, 2020
Mostrar todo

El contrato de pacto de socios en una clínica veterinaria

Todas las sociedades mercantiles (SL, SA, SLP, CB, …) dónde haya al menos 2 socios o más deberían de contar con un DOCUMENTO ESCRITO dónde se establezca a qué se compromete cada socio, cuáles son sus funciones y en qué condiciones puede producirse una hipotética salida.

Este documento que, la mayoría de las veces no se realiza, es muy importante porque a lo largo de la vida de una empresa pueden surgir y surgirán situaciones en las que los socios pueden no estar de acuerdo con las estrategias a aplicar, y hay conflicto. Si hay algún problema, y no existe éste; lo que prevalece es que lo digan los estatutos de constitución de la sociedad.

Pero en este artículo quiero referirme a la situación en que se ha acordado la venta de una clínica veterinaria a un grupo empresarial, se ha pasado la Due Diligence, hay acuerdo sobre el precio de venta y ahora es el momento de firmar los contratos anexos a la compra-venta. Uno de los contratos más importantes es el PACTO DE SOCIOS.

Ningún grupo empresarial, aunque compre el 100% de los activos de la clínica, os pagará la totalidad a la firma (lo harán en un porcentaje variable a la misma, que pude ir desde el 25 al 70%), y siempre habrá un porcentaje restante, diferido en el tiempo (de 2 a 5 años) basado en el cumplimiento de unos determinados objetivos.

Es fundamental, cuando recibáis el contrato que aparte de leerlo vosotros, se lo llevéis a un profesional, que será un abogado experto en estos temas y que os asesore y explique en lenguaje “llano” lo que significa cada una de las cláusulas que se firman y que vea si se cumplen aquellas situaciones que a ti o a vosotros os preocupan. Verlo como una INVERSIÓN, no como un gasto; porque luego en los segundos y sucesivos años pueden ser una “losa” y que os hagan “maldecir” aquel acuerdo que firmasteis.

Os comento, bajo mi experiencia, algunas situaciones que deberían de verse reflejadas:

  • Los pagos variables y repartidos anualmente tienen que estar claros y bajo qué objetivo se cobrarán. Y si no se cumplen, ¿qué tipo de penalización habrá?
  • Hay que aclarar las responsabilidades de cada socio (vendedor y compradores) y la toma de decisiones.
  • Cuál será mi permanencia, y qué pasaría si me fuera antes de tiempo.
  • Qué cláusulas de penalización profesional tengo si me voy antes de tiempo.
  • Paquete salarial bruto anual, actualizaciones anuales o no (Condiciones de retribución).
  • Qué ocurre si otro comprador (otro grupo empresarial o fondo de inversión) compra mi clínica (además del resto) y aún queda dinero por pagar.
  • En el caso anterior, hay derecho de arrastre (obligación del socio mayoritario sobre el minoritario) para vender a un tercero.
  • Si tengo parte de acciones de mi clínica, qué ocurre si hay ampliación de capital y cómo quedo yo.
  • Si hay inversiones en la clínica, y soy socio, quién pone el dinero.
  • Leer muy bien si hay un incumplimiento del pacto o discrepancias entre las interpretaciones de las cláusulas, en qué lugar y en qué idioma, deben de dirimirse.

Os he puesto 10; pero hay más y seguro que a vosotros os preocupan algunas otras más.

Más información en el artículo “Los errores a evitar en un pacto de socios”, publicado en el diario EXPANSIÓN, el 9 de diciembre de 2019.

Recordad que podemos ayudaros a realizar una “Valoración económica profesional e independiente” de tu centro veterinario. Y luego, si lo deseáis, también a vender vuestra a grupos empresariales o a profesionales particulares.

Contacta, con nosotros: 695 940 950 (José Luis Villaluenga) o en el correo jlvillaluenga@rentabilidadveterinaria.es

 

Jose Luis Villaluenga Besaya
Jose Luis Villaluenga Besaya
Consultor en Gestión Empresarial y Marketing de Centros Veterinarios. Máster Universitario en Marketing Digital, Máster Universitario en Gestión de Personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *