5 puntos clave de la gestión de compras
29 junio, 2017
Los Recursos Humanos: Los recursos más difíciles de gestionar
27 julio, 2017
Mostrar todo

Control de stock en tu centro veterinario: Reflexiones prácticas

La palabra stock, es un vocablo inglés, que se admite en nuestro idioma, y tiene como significado, existencias (las mercaderías guardadas en un almacén)

Vamos a hablar de cómo gestionar mejor nuestro stock y para ello vamos a comenzar  Revisando nuestro almacén…

En este caso, lo primero a la hora de comprar, es tener claro que tenemos que trabajar con 3 clases de productos:

  • Productos de ALTA ROTACIÓN
  • Productos de ROTACIÓN MEDIA
  • Productos de BAJA ROTACIÓN

¿Qué son cada uno de ellos?

1.- Productos de alta rotación

Pocos productos, que tiene gran rotación (que se vendan con facilidad). Componen nuestro vademécum casi diario y todas las semanas tengo que pedir unidades de estos productos porque las consumo con mucha frecuencia.

Por ejemplo: vacunas o antiparasitarios.  Si también vendemos alimentación, el pienso, es un buen ejemplo de este tipo de producto.

2.- Productos de rotación media

Los necesito con frecuencia, pero tampoco todas las semanas. Debo programar bien su compra porque no puedo quedarme sin ellos, pero tengo cierta flexibilidad a la hora de programar cuando los compro (y cuando los pago) y también pueden valerme para completar pedidos cuando lo necesite.

Un buen ejemplo de este tipo de producto son los reactivos de las máquinas de laboratorio.

3.-  Productos de baja rotación

Apenas los rotamos pero los necesitamos, por ejemplo, un preparado comercial para suplementar vitamina K, o heparina, para pacientes con hemorragia o pacientes con CID. O las tiras de un glucómetro, o una bote de oxitocina. Obviamente no puedo no tener estos productos si trabajo en urgencias, aunque los rote poco, o incluso aunque se me caducaran. Ya que puede ser un desastre para el paciente y para nuestra imagen como centro no tenerlo en caso de necesidad.

Vamos a profundizar en los diferentes tipos de productos y su valor para la clínica.

Los productos de alta rotación generan volumen de compra y volumen de venta y además generan tráfico de clientes en la clínica. De ahí su importancia. Tienen un valor añadido, hacen que la clínica tenga tráfico y eso en un negocio es fundamental porque puede generar venta indirecta o servicios indirectos. Aquí metemos los tratamientos más habituales, antibioterapia, antinflamatorios, antiparasitarios, etc.

Los productos de rotación media suelen ser necesarios para realizar pruebas diagnósticas, por lo que no debemos quedarnos sin ellos nunca, pero si los rotamos bien y programamos las compras, incluso si negociamos precio por cantidades y el proveedor nos almacena el producto y nos lo va sirviendo (para no stockar nosotros), podemos sacarle un buen margen en su compra. Otra forma de hacerlo es comprar stockando nosotros siempre y cuando el descuento sea muy fuerte, ya que si mis previsiones de venta no se cumplen el producto puede caducarme.

Los productos de baja rotación generalmente son necesarios y su rentabilidad radica en la venta indirecta o servicios indirectos que realizamos al utilizarlos. Por ejemplo, la oxitocina en una perra distócica que generará una hospitalización o una revisión como servicio adicional.

Los dos primeros tipos, alta y media rotación nos dan la fuerza de compra. Y sólo nos interesa stockar si somos capaces de prever nuestras ventas. En este apartado es especialmente importante ligar dos conceptos, rotación y coste de oportunidad.

Los tres conceptos básicos de la gestión de Stock:

1.- La ROTACIÓN  es la venta continua de producto durante un periodo de tiempo determinado, generalmente se mide cada 30 días. Si has vendido 2 unidades de un pienso concreto en 30 días, has rotado 2 unidades. Esta rotación es muy importante, porque generalmente los pagos se hacen a 30 días, de tal forma que si has logrado vender el producto antes de pagarlo, con lo que has ganado pagarás a tu proveedor y obtendrás ganancia. Por eso es interesante pagar a 30 días.

2.- El coste de oportunidad es un concepto más complejo, pero igualmente muy importante. Vamos a verlo con un ejemplo práctico: Hace tiempo encontré un veterinario muy orgulloso en Madrid que presumía de comprar abrigos de invierno para perro en verano porque eran muy baratos y luego los vendía en invierno y sacaba mucha ganancia. Grandísimo error. Tenía el dinero invertido y parado en abrigos que no rotaría en 6 meses, en lugar de invertir ese dinero en medicamentos o equipamiento al que le pudiera sacar más dinero. Compraba además mucha cantidad, parte de la cual se estropeaba e iba directa a la basura, además había pagado el producto mucho antes de venderlo, y si luego no lo vendía, a esperar otro año a venderlo. Su coste de oportunidad era muy alto, porque tenía mucho dinero parado que podría estar empleando en otra cosa mucho más rentable y productiva.

3.- Frentear y productos caducados o mermas

Una vez al mes, deberéis frentear los productos, esto significa que los productos más antiguos, dentro de un mismo tipo, pasan adelante y los nuevos hacia detrás.

Ejemplo práctico: Tengo 3 limpiadores óticos y gasto 5 al mes, los 5 nuevos han venido en el pedido que he hecho, ahora tengo 8, los 3 más viejos, deben estar más visibles y a mano, para que el personal los coja y los suministre como tratamiento y le de salida antes, que los 5 nuevos, si no los viejos siempre estarán atrás y se caducarán, por tanto no valdrán para su venta y serán mermas, que son todos aquellos productos que no puedo gastar, usar o vender por estar caducado o en mal estado, como vacunas que no han guardado la cadena de frío, reactivos o medicamentos caducados, o accesorios rotos.

Esperamos que os haya sido útil, si tenéis algún problema en la gestión de vuestro centro veterinario podemos ayudaros, bien con la gestión de compras bien con lo que necesitéis.

 

Daniel Gutiérrez velasco
Daniel Gutiérrez velasco
Empresario de profesión y veterinario de formación de licenciatura, mis interés a medida que he desarrollado mi carrera profesional, se han centrado en el área de marketing y ventas y transformación digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *